Instituto Confucio UC

China dice un “no” rotundo a la basura extranjera

Recientemente, la práctica de prohibir la llegada de basura del extranjero llevada a cabo por China ha sido motivo de preocupación en el mundo. Algunos medios europeos y estadounidenses dijeron que los ingresos y el empleo en sus países se verían muy afectados, pero el pueblo chino expresó su apoyo a las decisiones del gobierno.

Por Huang Fahong y Sun Xiuyan, Diario del Pueblo

 Recientemente, la práctica de prohibir la llegada de basura del extranjero llevada a cabo por China ha sido motivo de preocupación en el mundo. Algunos medios europeos y estadounidenses dijeron que los ingresos y el empleo en sus países se verían muy afectados, pero el pueblo chino expresó su apoyo a las decisiones del gobierno.

 Este año, la Administración General de Aduanas de China organizó una operación especial conjunta “Sable Puerta de China 2017” para luchar contra el contrabando de desechos industriales, desechos electrónicos, desechos domésticos, desechos plásticos y otra basura extranjera como prioridad. Desde enero a junio, el Departamento Nacional de Aduanas decomisó 146 casos de contrabando de desechos sólidos y verificó 26 millones de toneladas de desechos.

 En julio, el gobierno chino emitió la regulación de prohibir la importación de plásticos usados antes de finales de año, papel usado, desechos de materia prima textil, escoria de vanadio y otros 24 tipos de desechos sólidos, e y se la informó a la Organización Mundial del Comercio. Los medios estadounidenses anunciaron con nerviosismo que en 2016 China importó 5.600 millones de dólares en chatarra, 1.900 millones de dólares en papel usado (unos 13,2 millones de toneladas) y 495 millones de dólares en plásticos usados (1,42 millones de toneladas). Además, unos 15,5 millones de puestos de trabajo dependen de las exportaciones de basura a China. Europa y Japón también son los principales exportadores de residuos plásticos y papel usado a China.

 Un artículo anteriormente publicado por Diario del Pueblo señalaba que China dice un “no” rotundo a la basura extranjera, destacando la decisión de mantener la seguridad medioambiental del país y salvaguardar los derechos e intereses de salud pública. Liu Jianguo, profesor de la Escuela de Medio Ambiente de la Universidad de Tsinghua, dijo que la prohibición de la importación de basura extranjera, también es una parte de la reforma de estructura de la oferta de la reforma. Esto también es una gran oportunidad para la industria nacional de procesamiento y utilización de recursos renovables.

 Las cuestiones sobre protección ambiental en China cada vez reciben la atención de más gente, y el consenso del gobierno y del público en esta área también es un muy alto. El informe del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China hizo hincapié en la aceleración de la reforma del sistema de civilización ecológica y la construcción de una hermosa China. Al mismo tiempo, se propuso claramente construir un sistema de gestión medioambiental dirigido por el gobierno, orientado por los negocios, y en el que participen grupos sociales y el público en general.

hello china 64

 

 

 

 

 

 

 

 

 Ilustración de Cao Yi, Diario del Pueblo